miércoles, marzo 09, 2005

CLARICE LISPECTOR, o los confines del lenguaje


La hora de la estrella(Fragmentos)

Clarice Lispector

La hora de la estrella
o
La culpa es mía
o
Que ella se apañe
o
El derecho al grito
o
En cuanto al futuro
o
Lamento de un blue
o
Ella no sabe gritar
o
Una sensación de pérdida
o
Silbido en el viento oscuro
o
Yo no puedo hacer nada
o
Registro de los hechos precedentes
o
Historia lacrimógena de cordel
o
Salida discreta por la puerta del fondo
--------------------------------------------------------------------------------
É a história de uma moça tão pobre que só comia cachorroquente. Mas a história não é isso. A história é de uma inocência pisada, de uma miséria anônima. Eu morei no Nordeste... eu me criei no Nordeste e depois no Rio de Janeiro... tem uma feira dos nordestinos no campo de São Cristóvão, e uma vez eu fui lá. E peguei o ar meio perdido do nordestino no Rio de Janeiro. Daí começou a nascer a idéia. Depois eu fui a uma cartomante e imaginei as coisas boas que iam me acontecer. E imaginei, quando tomei o táxi de volta, que seria muito engraçado se um táxi me atropelasse e eu morresse, depois de ter ouvido todas essas coisas boas. Então daí foi nascendo também a trama da história.
--------------------------------------------------------------------------------
Es mi deber, aunque sea de arte menor, revelar su vida. Porque tiene derecho al grito. Entonces yo grito.
--------------------------------------------------------------------------------
La persona de quien voy a hablar es tan tonta que a veces sonríe a los demás en la calle. Nadie responde a su sonrisa porque ni la miran.
--------------------------------------------------------------------------------
No, no es fácil escribir. Es duro como partir rocas. Pero saltan chispas y astillas como aceros pulidos.
--------------------------------------------------------------------------------
Nadie la miraba en la calle, ella era café frío.
--------------------------------------------------------------------------------
-Disculpe, señorita ¿puedo invitarla a pasear? -Sí -respondió atolondrada, deprisa, antes de que él cambiara de idea. -Si me permite, ¿cuál es su nombre? -Macabea -Maca ¿qué? -Bea -se vio obligada a completar -Disculpe pero parece el nombre de una enfermedad , de una enfermedad de la piel.
(...) Los dos ignoraban cómo se pasea. Caminaron bajo la lluvia densa y se detuvieron delante del escaparate de una ferretería donde había expuestos caños, latas, tornillos grandes y clavos.
Macabea , temerosa de que el silencio ya significase una ruptura, dijo al recién-enamorado:
-A mí me gustan mucho los tornillos y los clavos, ¿y a usted?
--------------------------------------------------------------------------------
Él— Pues sí. Ella— ¿Pues sí, qué? Él— ¡Yo dije pues sí! Ella— ¿Pero "pues sí" qué? Él— Mejor cambiemos de conversación, porque tú no me entiendes. Ella— ¿Entender qué? Él— ¡Virgen Santa! ¡Macabea, vamos a cambiar de tema ahora mismo! Ella— ¿Y de qué hablamos? Él— De tí, por ejemplo. Ella—¡¿De mí?! Él— ¿Por qué tanto susto? ¿Tú no eres gente? La gente habla de la gente. Ella— Disculpa, pero no me parece que yo sea muy gente. Él— ¡Pero si todo el mundo es gente, Dios mío! Ella— Yo no me he habituado. Él— ¿No te has habituado a qué? Ella— Ah, no sé explicarme. Él— ¿Entonces? Ella— ¿Entonces qué? Él— Oye, yo me largo, porque tú eres imposible. Ella— Es que sólo sé ser imposible, no sé otra cosa. ¿Qué puedo hacer para lograr ser posible? Él— ¡Deja de hablar, que sólo dices estupideces! Di lo que quieras.
--------------------------------------------------------------------------------
Ante la cara un poco demasiado inexpresiva de Macabea, él hasta procuró decirle alguna gentileza que suavizara la hora del adiós para siempre. al despedirse le dijo:
-Tú, Macabea, eres un pelo en la sopa. no te dan ganas de comer. Discúlpame si te he ofendido, pero soy sincero ¿Estás ofendida?
--------------------------------------------------------------------------------
Estoy absolutamente cansado de la literatura; sólo la mudez me hace compañía. Si todavía escribo, es porque no tengo nada más que hacer en el mundo mientras espero la muerte. La búsqueda de la palabra en la oscuridad.
--------------------------------------------------------------------------------
Sí, estoy enamorado de Macabea, mi querida Maca, enamorado de su fealdad y de su anonimato total, pues ella no existe para nadie (...) Yo quisiera que ella abriese la boca para decir:
- Estoy sola en el mundo y no creo en nadie, todos mienten, a veces hasta en la hora del amor, yo no veo que una persona hable con otra, la verdad sólo me llega cuando estoy sola.
--------------------------------------------------------------------------------
¿Cuál fue la verdad de mi Maca? Basta descubrir la verdad para que ya no exista: pasó el momento. Pregunto ¿qué existe? Respuesta: no existe.
" La cucaracha con la materia blanca me miraba. No sé si me veía. No sé lo que ve una cucaracha. Pero ella y yo nos mirábamos y tampoco sé lo que una mujer ve. Pero si sus ojos no me veían su existencia me existía - en el mundo primario donde yo había entrado, los seres existen a los otros como forma de verse. Y en ese mundo que yo estaba conociendo, hay varias formas que significan ver: uno mira al otro sin verlo, uno posee al otro, uno come al otro, uno está sólo en un rincón y el otro está allí también: todo eso también significa ver. La cucaracha no me miraba con los ojos sino con el cuerpo. (...)Lo que yo veía era la vida mirándome. Cómo llamar de otro modo a aquello horrible y crudo, materia prima y plasma seco, que estaba allí, mientras yo retrocedía hacia dentro de mí en naúsea seca, yo cayendo siglos y siglos en el lodo -era lodo y ni siquiera lodo ya seco sino lodo aún húmedo y aún vivo, era un lodo donde se movían con lentitud insoportable las raíces de mi identidad. "
******
De la pasión según GH:
" La cucaracha con la materia blanca me miraba. No sé si me veía. No sé lo que ve una cucaracha. Pero ella y yo nos mirábamos y tampoco sé lo que una mujer ve. Pero si sus ojos no me veían su existencia me existía - en el mundo primario donde yo había entrado, los seres existen a los otros como forma de verse. Y en ese mundo que yo estaba conociendo, hay varias formas que significan ver: uno mira al otro sin verlo, uno posee al otro, uno come al otro, uno está sólo en un rincón y el otro está allí también: todo eso también significa ver. La cucaracha no me miraba con los ojos sino con el cuerpo. (...)Lo que yo veía era la vida mirándome. Cómo llamar de otro modo a aquello horrible y crudo, materia prima y plasma seco, que estaba allí, mientras yo retrocedía hacia dentro de mí en naúsea seca, yo cayendo siglos y siglos en el lodo -era lodo y ni siquiera lodo ya seco sino lodo aún húmedo y aún vivo, era un lodo donde se movían con lentitud insoportable las raíces de mi identidad. "

2 Comments:

Blogger a man of no fortune said...

gracias, no conocía a Lispector

hum, pero la letra verde es un poco molesta

11:23 a.m.  
Blogger Sarah O'Connor said...

Entonces, simplemente, la cambiaré ahora :) Pensé que con fondo rosa se vería mejor. Error.

Qué bueno que te guste Lispector. Ella fue grande de verdad.

Alejandra

2:23 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Play Trivia and Quizzes at FunTrivia.com

STARVATION - LOVEARTH

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

GRANDMOTHERS FOR PEACE INTERNATIONAL

Get Firefox!

PETA2.com

Powered by Blogger